Ozonoterapia Murcia Medicina Regenerativa

instituto-murciano-ozonoterapia-medicina-regenerativa

Fibromialgia

fibromialgia-tratamiento-clinica-ozono-terapia-murcia-doctor-medico-especialistaLa Fibromialgia es una enfermedad de causa desconocida que afecta los neurotransmisores musculares, ocasionando dolor crónico generalizado con afectación de músculos, tendones y ligamentos y que provoca una notable disminución de la calidad de vida diaria.

El dolor, de aparición impredecible e intensidad variable, puede presentarse también como sensación de quemazón, y variar a lo largo del día según la actividad y las situaciones de estrés cotidiano.

Suele afectar a hombros, caderas, miembros superiores e inferiores y hasta la musculatura ocular. Existe sensación de fatiga, entumecimiento matinal, alteraciones del sueño, hormigueos en las extremidades y jaqueca.
El paciente se siente cansado y dolorido y suele encontrarse incapacitado para el desarrollo de sus tareas habituales.
En ocasiones la enfermedad puede condicionar incluso su vida afectiva y las relaciones familiares. Frecuentemente coexisten cuadros ansiosos y depresivos, lo que contribuye a deteriorar el sistema inmunológico del paciente afectado.

Aunque la causa de la Fibromialgia es aún desconocida, las investigaciones histoquímicas y bioenergéticas efectuadas coinciden en el hallazgo de una disminución del oxígeno en el tejido subcutáneo y muscular, con acidosis metabólica, niveles bajos de ATP y creatina y déficit mitocondrial con bloqueo a nivel de la fosforilación oxidativa (estrés oxidativo).

Se han obtenido buenos resultados gracias al efecto hiperoxigenante, analgésico y antiinflamatorio del ozono.

El Ozono actúa como inmunomodulador y estimulador de sistemas enzimáticos que controlan los radicales libres y estimulan la glicolisis con la consecuente formación de ATP es decir de energía.

Los tratamientos con ozono más exitosos para la Fibromialgia deben ser realizados por vía sistémica, preferentemente mediante insuflación rectal al menos tres veces por semana durante un mínimo de dos meses.
Nosotros no hemos hallado resultados alentadores con las infiltraciones locales de ozono en esta enfermedad.